Casa de las Muertes de Salamanca

Rodeada de leyendas, la Casa de las Muertes se encuentra en el numero 6 de la calle Bordadores y fue construida a principios del siglo XVI por Juan de Álava; en la actualidad es de propiedad privada. Como hemos dicho, fue diseñada por Juan de Álava, el mismo arquitecto que diseñó la Catedral Nueva y la capilla de la Universidad. La Casa de las Muertes es de estilo plateresco, tiene más de 500 años y está ubicado en pleno casco antiguo de la ciudad.

El nombre de esta casa responde a una mezcla entre historia y oscuras leyendas populares. Asimismo, en la fachada de la casa se observan cuatro calaveras talladas en piedra que aparecen situadas bajo los pedestales de las dos ventanas superiores. Esta característica ornamental unida a un asesinato de cuatro habitantes a principios del siglo XIX le dio el nombre con el que se la conoce actualmente de “Casa de las Muertes”.

El inmueble ha sido catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) y debe su nombre a una mezcla entre historia y leyenda. Por un lado, su apodo responde a las cuatro calaveras de piedra de su fachada renacentista y a cuatro extrañas muertes que se produjeron en el inmueble supuestamente a principios del siglo XIX.

Otras leyendas cuentan que al iniciarse su construcción se encontraron cuatro cadáveres en los cimientos, que bien podrían ser los hermanos Manzano decapitados por doña María la Brava; otra leyenda, cuenta que en el sótano de esta casa se dio muerte a la familia de un sacerdote; otra, que el nombre viene por los cráneos labrados en las ventanas.

Ahora, la vivienda busca un nuevo dueño que habite sus paredes, sin superstición, 200 años después de los hechos ocurridos. Con casi 500 metros cuadrados habitables, el inmueble está disponible en el mercado por un precio de tres millones de euros esperando un nuevo inquilino. La Casa de las Muertes tiene 760 m2 construidos, e incluye 10 habitaciones, nueve baños, terraza, varios salones, cuarto de plancha, sala de juegos y hasta una capilla propia. También incluye un patio ajardinado de 170 m2 que incluye una pequeña piscina cubierta. El espacio se reparte entre cuatro plantas (una de ellas bajo rasante y con unos 190 m2 por planta).

 

 


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *